09 agosto 2019

A prueba gobernanza de Vázquez

Líderes del PNP no garantizan que tendrá independencia para dirigir el País

El alto liderato del Partido Nuevo Progresista (PNP) no pudo asegurar ayer que la gobernadora Wanda Vázquez podrá ejercer su poder con independencia, al tiempo que le exigió que haga cumplir el plan de gobierno que impulsó la colectividad bajo la administración de Ricardo Rosselló.

Vázquez juramentó como primera ejecutiva del País el miércoles tras un dictamen del Tribunal Supremo que invalidó la juramentación de Pedro Pierluisi como gobernador —ocurrida el 2 de agosto—, al declarar inconstitucional la Ley 7 de 2005 (de orden sucesorio). Pierluisi se amparó en dicho estatuto, por encima de la Constitución, para asumir la gobernación sin haber sido avalado como secretario de Estado por ambas cámaras legislativas.

La mandataria ofreció ayer entrevistas a distintos medios de comunicación, en las que se describió sin miedo para dirigir el País, aunque con la oposición de diversos sectores de la sociedad civil y del liderato legislativo.

En la mañana, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, dirigió una reunión política del PNP en el Capitolio que contó con la asistencia del presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez, 28 alcaldes, 21 representantes, 17 senadores y la comisionada residente Jenniffer González.

Al terminar el evento, Rivera Schatz comentó que un 99% de los presentes en esa reunión favorece a la comisionada residente como una figura de consenso para dirigir el Departamento de Estado, con miras a que pueda sustituir a Vázquez en la gobernación. A preguntas de quiénes componen el 1% restante y que opinan diferente, el líder senatorial respondió que “hay senadores que no están aquí, alcaldes que faltaron y legisladores que faltaron”.

No obstante, una fuente de EL VOCERO dijo que al menos dos representantes novoprogresistas allegados a Méndez se reunieron con Vázquez en La Fortaleza y no fueron a la reunión que convocó Rivera Schatz. Específicamente, se refirieron al portavoz de la mayoría en la Cámara, Gabriel Rodríguez Aguiló, y al representante Rafael “June” Rivera, quienes no respondieron a llamadas de este diario para validar dicha información.

“En deuda” con el Senado

Rivera Schatz reiteró en múltiples ocasiones que Vázquez, quien era secretaria de Justicia, se convirtió en gobernadora porque el Senado hizo valer la Constitución de Puerto Rico ante el Supremo. “Wanda Vázquez llegó allí por disposición constitucional, no por el apoyo de nadie”, expresó.

“La licenciada Wanda Vázquez es hoy gobernadora porque yo llevé el caso (contra Pierluisi) al tribunal. Quien instauró el respeto a la Constitución fue el Senado de Puerto Rico cuando llevé el caso. La señora secretaria (de Justicia, Vázquez) tenía a su haber la oportunidad de radicar un ‘quo warranto’ (para remover a Pierluisi de la gobernación) y no lo hizo. Quien único puede radicar el recurso es ella y decidió no hacerlo”, reclamó el líder senatorial.

El también presidente interino del PNP manifestó que no existen negociaciones para dejar a González como secretaria de Estado con la finalidad de que se convierta en gobernadora. “No tenemos ánimos de confrontar a nadie. Los que estuvimos aquí somos el gobierno electo de Puerto Rico y representamos la mayoría electa del pueblo de Puerto Rico. Así que tenemos la autoridad moral para defender la Constitución como lo hicimos y la autoridad moral para hacer los reclamos que correspondan. No implica que aquí haya confrontaciones con nadie ni que se vaya a negociar nada”, afirmó.

En la rueda de prensa, Rivera Schatz no respondió a preguntas de EL VOCERO de si Vázquez, quien no fue elegida por los votos del pueblo, tendrá independencia y poderes completos para gobernar. En cambio, optó por responder que el sistema de gobierno de la Isla es uno republicano, que crea un balance entre las ramas Ejecutiva, Legislativa y Judicial.

“Cada cual tiene un rol que cumplir y así va a ser”, sostuvo.

Tampoco respondió a preguntas de este diario sobre si la juramentación de Vázquez como gobernadora es una garantía de que la crisis política que vive la Isla ya terminó. “Las circunstancias que vive Puerto Rico no es una crisis política ‘per se’, aquí un gobernador (Rosselló) renunció y se activó el orden constitucional. El gobierno de Puerto Rico está operando, y obviamente cada partido tiene que atender los asuntos internos”, justificó.

Los presidentes legislativos, al igual que González, acudieron entrada la tarde a una reunión con la gobernadora en La Fortaleza. Rivera Schatz y Méndez salieron 50 minutos más tarde sin hablar con la prensa.

González, por su parte, afirmó a la salida que no discutió con Vázquez el tema de la gobernación.

“Ella no hizo ningún ofrecimiento, yo tampoco hice ningún planteamiento en ese sentido”, dijo la comisionada residente.

Incomodidad en el partido

El ambiente de incomodidad en el PNP, que inició con la participación de Rosselló en el chat de Telegram que le costó el puesto, parece continuar. De hecho, se intensificó cuando algunos legisladores y alcaldes apoyaron que Pierluisi se mantuviera como gobernador “para traer estabilidad al País”.

El representante novoprogresista José “Quiquito” Meléndez admitió que la presencia de Vázquez como gobernadora “es una situación bien incómoda para todas las partes”.

“Ella tiene que saber la realidad en que se encuentra. Nosotros tenemos un programa de gobierno, fuimos elegidos por un partido, ella llegó a la silla porque nosotros defendimos la Constitución. También llegó ahí porque un gobernador de la Palma ganó las elecciones y la designó. Así que el plan existe y lo importante es que ella entienda cuál es su realidad y en la medida que entienda cuál es su realidad, entonces ella debe ponderar su futuro”, comentó.

Méndez también recurrió al mensaje de que existe un plan de gobierno PNP con el que hay que cumplir. “Hay un programa de gobierno que está en movimiento y que todavía falta mucho por terminar”, expresó el presidente cameral.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas